¿Cómo se calcula la indemnización por daños corporales en un accidente de coche?

 

El nuevo barómetro que rige las indemnizaciones por daños corporales en un accidente incorpora importantes novedades desde su entrada en vigor el pasado 1 de enero de 2016. Como ya sabéis los que nos leéis habitualmente no es misión de este blog el de realizar grandes escritos jurídicos repletos de leyes o jurisprudencias si no lo que pretendemos es informar de una forma clara con un lenguaje cercano y entendible para todos.

La modificación principal del nuevo baremo es la exclusión de los factores de corrección que se utilizan hasta la fecha para el cálculo de las indemnizaciones que las convertían en injustas a muchas de ellas al no tener en cuenta aspectos personales importantes de la persona accidentada. Con la nueva norma las indemnizaciones serán más acordes a la situación de la víctima incorporando en dicho cálculo aspectos como los laborales y familiares teniendo en cuenta los efectos que, por ejemplo, puede provocar una baja laboral en un autónomo o incluso en trabajos no renumerados como en el caso de las tareas del hogar.

Esta importante novedad obliga a recabar más información sobre la persona accidentada por lo que resulta muy recomendable contratar los servicios de un abogado experto en la reclamación de indemnizaciones por accidente que ayude a determinar qué información es necesaria y a recopilarla en el tiempo y forma necesarios.

También es reseñable la desaparición de la culpa compartida, es decir, si a partir de ahora la víctima no es la única responsable del accidente deberá cobrar el 100% de la indemnización que se determine, eso sí, habrá medidas correctoras que disminuirán el importe de la misma cuando el accidentado haya contribuido a sufrir o agravar una lesión (no llevar puesto el cinturón de seguridad, ir en moto sin casco).

En cuanto a los beneficiarios en el caso de fallecimiento la novedad también es importante ya que a partir de ahora también se tienen en cuenta las personas cercanas (clasificadas en cinco clases: cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados) al fallecido que hubieran convivido con él en un periodo no inferior a cinco años inmediatamente anteriores al trágico accidente.

Para concluir este primer artículo dedicado al cálculo de indemnizaciones por daños corporales sufridos en un accidente de tráfico es muy importante que, en el caso de sufrir el famoso “latigazo vertical” se acuda al médico dentro de las 72 horas posteriores al accidente ya que en caso contrario no se podrá presentar reclamación alguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *