Menu Close

¿Qué hacer en un accidente de tráfico con animales?

Es más que probable que conduciendo, alguna vez hayas visto algún animal cruzando o cerca de la carretera. Lamentablemente, esto puede ser un riesgo para la circulación, normalmente, debido a las maniobras que se realizan al intentar evitar el atropello del animal, invadiendo el carril contrario, o chocando contra vallas o señales en la carretera.

Este tipo de accidentes ocurren con mayor frecuencia en las carreteras secundarias y durante la noche. Además, son más habituales entre agosto y enero (época de caza), y los animales que más se ven involucrados en España son los jabalíes y los perros.

A pesar de que conduzcas con cuidado y de que la zona esté debidamente señalizada y vallada, puede ser que en algún momento tengas un accidente con un animal. Por eso en LexGrup queremos explicarte qué debes hacer en esta situación y ver qué derechos tienes para reclamar los daños al vehículo.

He tenido un accidente con un animal ¿qué debo hacer?

En primer lugar, debes señalizar el accidente, comprobar el estado los involucrados en el accidente, incluido el animal, y asistirlos si es necesario. Si el animal o las personas están heridos, es mejor que contactes con los servicios de emergencias (112), ellos te dirán como actuar hasta que puedan acudir al lugar.

En segundo lugar, identifica con qué tipo de animal se ha producido el accidente:

  • – Si el animal es doméstico y el animal iba suelto, el responsable será el dueño del mismo. Es mejor que contactes con él y le cuentes lo sucedido.
  • Si el animal es cinegético, el responsable del accidente es, generalmente, el conductor. Sin embargo, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, contempla algunas excepciones en las que el responsable será:
    • · El propietario del terreno, cuando el accidente se haya producido durante las siguientes 12 horas de una acción de caza colectiva en el terreno.
    • · El titular de la vía pública, cuando la valla se encontrara en mal estado o no hubiera la señalización pertinente.

En cualquier caso, es mejor que te pongas en contacto con la policía para que levanten un atestado y quede constancia del accidente. Su declaración será clave en la determinación de la responsabilidad y para la reclamación de una compensación económica.

En tercer lugar, registra todos los daños personales y materiales, con fotografías o testigos, y genera un parte al seguro. Conserva, también, el parte de los servicios de emergencias, facturas de servicios técnicos y reparaciones.

Lo más probable es que seas tú quien deba responder ante los daños causados, por eso te recomendamos que cuando contrates el seguro de tu vehículo añadas la cobertura por accidentes con animales, sobre todo si sueles frecuentar carreteras secundarias.

Esperamos que este artículo te sea útil en caso de que sufras un accidente con animales. En cualquier caso, LexGrup siempre está a tu disposición para resolver cualquier consulta que tengas al respecto, o para llevar tu caso con la mayor profesionalidad e implicación que caracteriza a nuestro equipo.

¿Te encuentras en una situación similar?

    Si lo que quieres es pedir tu primera consulta gratuita, pide cita.