Menu Close

Accidente en transporte público ¿quién es el responsable de los daños?

accidente en transporte público

Debido a la gran afluencia de vehículos en las grandes ciudades, cada vez son más los ciudadanos que optan por el transporte público. Una opción sostenible, económica y cómoda para desplazarse, que nos evita los problemas de aparcamiento y de largos atascos. Pero, como en cualquier otro medio de transporte, existe la opción de sufrir un accidente, una situación compleja que no se contempla y en la cual se tiende a desconocer cómo se debe actuar.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, al tratarse de un vehículo público, se viaja como ocupante y que por lo tanto se tiene derecho a una indemnización, tanto por daños personales como materiales. No obstante, no todos los accidentes responden a las mismas condiciones, ya que a quién se reclamarán los daños dependerá de quién sea el responsable del siniestro. No es lo mismo que caer al suelo porque el conductor frena bruscamente para evitar un accidente provocado por un tercero o porque este conduce de forma temeraria.

Pasos que debemos seguir si sufrimos un accidente en el transporte público

Primero, necesitamos tener constancia de la lesión a través de un informe policial, un parte asistencial o de urgencia. Cualquier documento que acredite que estuvimos involucrados en el accidente y dónde consten cuáles son los daños que se produjeron durante el mismo.

También, es importante que busquemos testigos que puedan declarar en nuestra defensa y que confirmen lo sucedido.

En todo caso, tanto si tenemos los recursos para demostrar lo sucedido como si no tenemos constancia de ello, debemos ponernos en contacto con un abogado especialista en siniestros para que nos ayude a lograr la mejor indemnización. Sobre todo, debeos recordar que el plazo de reclamación es de un año desde que se produjo el accidente o desde la manifestación del efecto lesivo.

Cuando compramos el billete, contratamos el SOV

El SOV es un Seguro Obligatorio de Viajeros que fue implantado en nuestro país como política para favorecer el desarrollo turista.

Se trata de un seguro obligatorio para todas las empresas de transporte público o colectivo, con vehículos destinados al transporte de personas y con una capacidad de nueve pasajeros o más, cuya finalidad es cubrir los daños que se deriven del trayecto. Este incluye también los momentos previos y posteriores al servicio, es decir, una caída en las escaleras del metro o un golpe al bajar del autobús, por ejemplo.

¿Como contratamos el SOV?

No debemos hacer nada. El SOV se contrata cada vez que se adquiere el billete del transporte público. Eso sí, en el momento del accidente es necesario llevar con nosotros  el título del transporte para ser indemnizados. En caso de que sean menores y tengan el servicio gratuito, también estarán cubiertos.

¿Tenemos asistencia sanitaria con el SOV?

El SOV nos cubre asistencia sanitaria hasta las 72 horas siguientes al momento del accidente.

¿Y en caso de fallecimiento?

El SOV ofrece una indemnización por defunción a los beneficiarios del asegurado, siempre y cuando el fallecimiento se produzca durante los posteriores 18 meses al accidente y sea consecuencia directa de las lesiones producidas.

¿Pero cuál es la indemnización que obtendremos?

El importe de la indemnización variará según la gravedad de las lesiones, no obstante, para obtener la mejor resolución se aconseja contratar un abogado especialista en siniestros.

¡Recuerda! Conserva siempre tu billete e informa al conductor o a un miembro del servicio de los daños sufridos para que tramite el correspondiente parte del accidente donde conste lo ocurrido.

En LexGrup, te ayudamos

Si te has visto involucrado en un accidente en el transporte público en LexGrup te ayudaremos a reclamar la máxima indemnización que te corresponde. Somos un equipo legal con muchos años de experiencia especialista en resolver casos de accidentes de transporte.

¿Te encuentras en una situación similar?

    Si lo que quieres es pedir tu primera consulta gratuita, pide cita.