Menu Close

Indemnización por daños en transporte público – Actualizado 2022

accidente en transporte público

El autobús y el metro son algunos de los medios de transporte más utilizados en nuestras ciudades. Sin embargo, incluso aquí pueden darse situaciones en las que suframos un accidente del que se derivan ciertas lesiones. Si ibas en autobús o en metro y has sufrido un accidente, puedes reclamar una indemnización por daños en el transporte público.

¿Tengo derecho a indemnización?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, al tratarse de un vehículo público, se viaja como ocupante. Esto implica que se tiene derecho a una indemnización, tanto por daños personales como materiales.

Algunos de los accidentes más comunes que dan lugar a indemnización por daños en transporte público son:

  •       Caídas al subir o al bajar.
  •       Caída por un fuerte frenazo.
  •       Lesiones por cierre de puertas.

Y en estos casos, ¿siempre tengo derecho a indemnización?

Sí, porque cuando compras el billete de bus, el de metro, o el de cualquier otro tipo de transporte, también adquieres de forma automática el SOV (Seguro Obligatorio de Viajeros). Este seguro también nos cubre la asistencia sanitaria hasta las 72 horas siguientes al momento del accidente.

Además, en caso de fallecimiento el SOV ofrece una indemnización por defunción a los beneficiarios del asegurado, siempre y cuando el fallecimiento se produzca durante los posteriores 18 meses al accidente y sea consecuencia directa de las lesiones producidas.

¿Qué tengo que hacer para ser indemnizado por daños en el transporte público?

Antes de nada, si has sufrido un accidente en el transporte público y quieres reclamar una indemnización, es muy importante que conserves el título de transporte (billete, abono…), porque, a efectos legales, también actúa como comprobante de pago de la póliza del seguro.

Dicho esto, te vamos a dar unas indicaciones a seguir en caso de que hayas sufrido un accidente en transporte público del que se deriven lesiones:

  1. No abandones el autobús. Lo que tendrás que hacer a continuación es acercarte a la cabina del conductor para informarle. Seguidamente, anotaremos:
  •       El número identificativo del vehículo dentro de la empresa.
  •       La información de la empresa de transportes.
  •       La matrícula.
  •       Los datos del conductor.
  •       Si fuera necesario, puedes buscar testigos y pedirles sus datos.

En cualquier caso, nuestra recomendación es que llames a la policía porque su atestado ayudará a que el juez valore de la forma más objetiva tu caso.

  1. Avisa a los servicios médicos. Si has sufrido un accidente en el transporte público, es posible que te hayas lesionado. Para evitar que vaya a peor, desde LexGrup te recomendamos que avises a una ambulancia para cualquier desplazamiento. La salud es lo primero.

    Una vez en el hospital, deberemos solicitar el parte de lesiones ya que podrás utilizarlo de cara a reclamar indemnización por daños en transporte público. Como te comentábamos en este artículo, documentar las lesiones y el proceso de recuperación es vital para poder obtener la indemnización correspondiente.

  1. Ponte en contacto con la empresa de transporte. Puedes hacerlo por cualquier vía. Lo importante es que dejes constancia de lo sucedido. Aquí te dejamos la lista que ha publicado el ayuntamiento de Barcelona al respecto.
  1. Contacta con un abogado especializado en accidentes de tráfico. Todo lo que has hecho hasta ahora es recopilar información sobre el accidente, las partes involucradas y los daños sufridos. Es muy importante que toda esa información sea utilizada por un abogado especialista para asegurarte de que recibes la indemnización que te corresponde. De lo contrario el juez podría infravalorar tu caso.

    Si lo que quieres es pedir tu primera consulta gratuita, pide cita.