Menu Close

Siniestro total de mi vehículo ¿reparación o indemnización?

Cuando sufrimos un accidente de coche y, debido a los daños materiales sufridos, éste es declarado como siniestro total, se abren dos frentes para el propietario del vehículo: reparar u obtener una indemnización. Decidir qué hacer depende de la culpabilidad del accidente y del seguro contratado.

En cualquier caso, si los daños son graves, es decir, que afectan al motor o al chasis, en LexGrup te recomendamos que pidas una indemnización, puesto que, tras la reparación, el coche no será igual de fiable, ni de seguro.

Culpabilidad: si el culpable eres tú, obtener una reparación o una indemnización dependerá del seguro contratado. Si el culpable es el contrario, siempre tendrás derecho a pedir la reparación de tu coche (artículo 1902 del Código Civil).

Póliza de seguro: las cláusulas de tu póliza pueden indicar que en caso de que el valor de reparación sea superior al valor venal, la aseguradora no tenga la obligación de repararte el vehículo, aunque así lo solicites.

¿Valor venal, eso qué es?

El valor venal para una aseguradora es el valor que el vehículo tiene en el mercado justo antes de haber sufrido el accidente. Para calcularlo, se usan como referencia las tablas publicadas anualmente en el BOE donde se especifica el valor de los vehículos teniendo en cuenta cilindrada, año de matriculación, caballos, equipamiento del vehículo, etc.

Cuando un vehículo sufre un accidente y repararlo es demasiado caro, las aseguradoras entregan al propietario como indemnización el valor venal, el valor venal mejorado o el valor de reposición o a nuevo. Que te ofrezcan un valor u otro, dependerá en gran parte de la edad de tu coche.

– Si el coche es nuevo o con una antigüedad de 1 ó 2 años, generalmente, se opta por la reparación o por el valor de reposición o a nuevo.

– Si el coche tiene entre 2 y 4 años de antigüedad, las aseguradoras ofrecen un valor venal mejorado (que se compone del valor venal más un % especificado en tu póliza).

– Si el coche tiene más de 5 años, probablemente la indemnización se limitará al valor venal.

En LexGrup nos damos cuenta de que el conflicto empieza cuando, tras un accidente de tráfico, el precio de la reparación del vehículo supera el valor venal determinado por la aseguradora y, por lo tanto, la compañía decide no reparar el vehículo. Para el propietario del vehículo supone hacerse cargo de las reparaciones o bien deshacerse del vehículo y comprar otro. En ambos casos, es probable que la indemnización percibida no sea suficiente para cubrir los gastos.

Si te encuentras en esta situación, en LexGrup te ayudamos a revisar tu póliza, ya que para que la compañía no se haga cargo de la reparación, debe informar a su cliente de forma expresa, apareciendo esta información en la póliza de forma destacada y aceptada por el cliente, ya que se considera que estas cláusulas son limitativas.

En LexGrup trabajamos para que consigas la indemnización más alta y justa posible.

¿Te encuentras en una situación similar?

    Si lo que quieres es pedir tu primera consulta gratuita, pide cita.